Se acabó el misterio: Katie Wheeler finalmente encuentra algunas respuestas.

05 de marzo de 2018
Katie Wheeler

Los médicos de Temecula Valley Hospital ayudaron a Katie Wheeler a recuperarse de una enfermedad del sistema digestivo que es poco frecuente.

Lo que comenzó como una aparente infección renal llevó a Katie Wheeler, de 30 años, por un camino de hospitalizaciones, pruebas y preguntas sin responder. Hasta la desvió de su camino para convertirse en médica.

Pero una mañana, Wheeler se sentía tan enferma que su madre llamó al 9-1-1 y solicitó que llevaran a su hija a Temecula Valley Hospital. Sentía que un equipo nuevo de especialistas podía arrojar algo de luz sobre el problema.

Wheeler fue admitida y un equipo multidisciplinario de médicos la evaluó y descubrió que tenía sepsis, una complicación de algún tipo de infección que ponía en riesgo su vida. "Había estado luchando contra infecciones durante tanto tiempo y tomaba tantos antibióticos que mi sistema inmunológico ya no funcionaba bien", dice. "Pero los médicos de Temecula Valley fueron excelentes, y durante los 12 días que siguieron me dieron los medicamentos y tratamiento correctos". Wheeler se sintió bien por un día o un poco más cuando estaba en casa, pero luego comenzó a no poder comer o beber y sentir un dolor incapacitante.

Podcast: Testimonio de paciente - Katie Wheeler

En este podcast, Katie Wheeler comparte su hermosa y maravillosa historia sobre cómo Temecula Valley Hospital le ayudó a recuperar su vida y proyectar sus objetivos de ser médica.

Escuchar el podcast

Aparecen las respuestas

Indraneel Chakrabarty, MD

Consultó al gastroenterólogo Indraneel Chakrabarty, MD, quien la volvió a internar en Temecula Valley. "Seguía bajando de peso, y con 5'8" y 93 libras, sabíamos que había un problema más grande; el Dr. Chakrabarty me dijo que iba a averiguar qué era", dice Wheeler. Después de regresar para hacerle más estudios, le diagnóstico síndrome de arteria mesentérica superior (SMA), un trastorno digestivo poco frecuente en el que la parte superior del intestino delgado queda comprimido entre dos arterias, causando un bloqueo parcial o total. "De repente, todo tenía sentido. Cuanto más bajaba de peso, más empeoraba mi enfermedad. El Dr. Chakrabarty se hizo cargo de mi tratamiento para que pudiera empezar a subir de peso", dice Wheeler.

El camino de Wheeler hacia la recuperación continuó, y pasó las siguientes seis semanas en Temecula Valley Hospital, donde se sintió inspirada para retomar su sueño de convertirse en médica. "Pase ahí suficiente tiempo para que el personal médico se convirtiera en familia para mí. Todos trabajaban juntos como equipo. Nunca antes había recibido este nivel de atención", dice. "Esto es lo que siempre soñé que sería la medicina, pero mis experiencias personales de salud me enseñaron que no siempre es así. Aquí llegué en el peor momento de mi vida, y todas las personas hicieron algo por mejorarla, desde las personas que limpiaban mi habitación hasta el director de operaciones".

Paso a paso

Wheeler se sentía más fuerte cada día, y el personal la ayudó cuando pudo volver a empezar a caminar. "El primer día llegué solo a la puerta, pero aun así me alentaron. En poco tiempo, caminaba por esos pasillos y me volví a sentir entera", dice.

Como la habitación de Wheeler estaba en el piso de cardiología, veía con frecuencia al cardiólogo Andrew Ho, MD. "No importaba lo ocupado que estaba, siempre pasaba por mi habitación aunque fuera para saludarme con la mano de paso por ahí. Miraba hacia arriba y veía su gorro quirúrgico con diseño patriótico y su mano saludándome cuando pasaba. Él y el Dr. Chakrabarty me inspiraron y alentaron para que siguiera intentándolo y no me rindiera", dice Wheeler.

Wheeler se decidió a terminar sus estudios de grado para luego asistir a la escuela de medicina. "Katie tiene una actitud positiva hacia la vida y quiere retribuir y ayudar a las personas", dice el Dr. Ho.

El Dr. Chakrabarty dice que está muy orgulloso de Katie y su perseverancia. "Es una muestra de su buena actitud. ¡Esta experiencia influirá en el resto de su vida y no tengo dudas de que se convertirá en una médica excelente!", dice.

Wheeler dice que siempre supo que quería trabajar en medicina, así que está agradecida de sentirse suficientemente bien para continuar con su educación y alcanzar esa meta. "Estaba por terminar mis estudios de grado en Biología y en Psicología y preparándome para rendir mis MCAT cuando me enfermé hace unos años. No tengo dudas de que no estaría aquí para hablar de esto hoy, de no haber sido por Temecula Valley Hospital. Me siento muy honrada y ansiosa por ingresar a la escuela de medicina y ayudar a otros en sus momentos más duros, como lo hicieron por mí los médicos y personal de aquí", dice.

Más información sobre el Departamento de Gastroenterología de Temecula Valley Hospital >