Elijah vuelve a batear, tras recibir en TVH atención que le salvó la vida

El 4 de octubre de 2014, Lauren Donnelly, MD, especializada en medicina de emergencias en Temecula Valley Hospital, vivió uno de los peores momentos para un médico: la llamaron para avisarle de que un niño que celebraba su propio cumpleaños había sufrido una descarga eléctrica que amenazaba su vida.

Elijah Belden, de diez años, celebraba su cumpleaños en el traspatio de la casa de su familia en Temecula, con sus compañeros del equipo de béisbol de pequeñas ligas. Mientras posaba para una foto que su madre le estaba por tomar, pasó sus brazos alrededor de un poste metálico que soporta una cubierta para patio, el cual de alguna manera se había cargado con electricidad por una serie de luces eléctricas cuyos cables estaban sin aislamiento. Cayó inconsciente al suelo. Su madre fue la primera en llegar a él, pero también fue sacudida por la electricidad. Finalmente, fue el entrenador de béisbol de Elijah quien logró alejarlo del poste e iniciar la RCP con la ayuda de su madre.


"Cuando uno es médico de medicina de emergencias, a veces se pregunta si puede incidir positivamente en la vida de las personas. Algo como esto lo llena de esperanzas a uno".

 

- Lauren Donnelly, MD


Una cuestión de minutos

Dentro de los cinco minutos, los servicios médicos de emergencia llegaron y se encontraron a Elijah sufriendo un paro cardiorrespiratorio. Usaron el desfibrilador para reiniciar su ritmo cardíaco y lo llevaron urgentemente a la sala de emergencias de Temecula Valley Hospital. Cuando llegó, aún inconsciente, la Dra. Donnelly y el equipo de emergencias despejaron sus vías respiratorias y le intubaron un respirador.

El equipo le indujo la hipotermia terapéutica para bajar con cuidado la temperatura corporal de Elijah. "Enfriar el cuerpo después de un paro cardiorrespiratorio repentino enlentece el metabolismo para ayudar a resguardar las funciones cardíacas y cerebrales", dice la Dra. Connelly. "Puede aumentar considerablemente las probabilidades de recuperación total de un paciente". Luego, Elijah fue trasladado en avión al Rady Children's Hospital, donde continuó por cinco días más en estado de hipotermia. Al despertar, se encontró rodeado por su familia y el personal.

Dos días después de que le dieron el alta, Elijah y su familia invitaron a la Dra. Donnelly al juego de béisbol de Elijah programado para la semana siguiente. Ese día, la Dra. Donnelly vio a Elijah anotar cuatro carreras. "Todos los involucrados cumplieron un rol en la recuperación de Elijah, su entrenador, los miembros del equipo de emergencias y todo el personal de Temecula Valley Hospital", dijo. "Todos nos unimos, los astros se alinearon y Elijah hoy está vivo".

Conozca más sobre los servicios de emergencia de Temecula Valley Hospital